la tormenta perfecta


Ten los ojos bien abiertos.¿Aún crees que el amor no te hará sufrir?, como un idílico cuento. Menos mal que ya he crecido y ya no creo en cuentos chinos.Me he vuelto desconfiada, ya no creo que mi amor beba los vientos por mí y yo pueda confiar plena y ciegamente en él. He aquí una mujer con los ojos bien abiertos porque me he llevado más palos que gloria.Con esto no quiero decir que no quiera a mi media naranja, simplemente digo que el amor no es cuento. Pero eso a partir de cierta edad es cuando se va viendo,aunque qué duro es cuando la verdad se revela, creyendo aún y ciegamente en el amor idílico, tan puro y tan perfecto. Somos humanos, no personajes de cuentos de hadas ,eso aprendí cuando sentí por primera vez aquel nudo en mis pulmones que no me dejaba respirar tras el primer batacazo.Con el tiempo han venido más caidas pero ya no me cuesta ningún esfuerzo levantarme. Una sólo se tiene así misma y por eso he pasado de santa inocente a perfecta capulla sin ningún remordimiento.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: