El mundo secreto.


La chica miró hacia el cielo.Unas águilas imperiales majestuosas planeban haciendo circulos en lo alto de la cúpula celeste. El cielo estaba claro y despjado, el día era radiante y decidió tumbarse sobre la cálida hierba para admirar el espectáculo de las aves, le acompañaba su gata que estaba merodeando por los alrededores al acecho de algún ratón incauto pero al rato desistió y se tumbo sobre el regazo de su ama. De repente se levantó sobresaltada, habia tocado algo con la mano en la hierba debajo de las hojas secas, se trataba de pequeños trozos de metal con un brillo metálico fascinante.De rodillas cogió el metal en un puñado y lo esparció en el suelo con la mano entreabierta, producióndose un chasquido en el suelo como las gotitas de agua al caer. Entonces tuvo una idea, como su abuelo era herrero le pediria que le hiciese una espada con aquellos trozos de metal.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: